Diligencie el siguiente formulario para recibir notificación de nuestros más recientes artículos

Ser Millonario
Suscribase a nuestra lista de correos

 







Ayuda a Quiero Ser Millonario


¿Por qué creer en la ley de la atracción?



cómo comprender mejor la Ley de Atracción

La gente normalmente duda en creer en la Ley de la Atracción, una de las leyes de la naturaleza más poderosas, pero una de las menos comprendidas.

Si eres escéptico de conceptos como la ley de la atracción y la manifestación de los deseos, debes pasar por una experiencia para curarte de tu escepticismo.

Y para tener una experiencia, primero se necesita experimentar. Esto significa que se debe intentar y verificar si esta ley realmente funciona o no.

Pero, ¿en realidad hay que experimentar el poder de la ley de la atracción, para creer en ella?

Un escéptico nunca tendrá éxito al usar la Ley de Atracción porque la condición primaria para que esta ley funcione es la fe.

Esta es la razón por que los escépticos siguen exigiendo pruebas, pero nunca las obtienen a menos que acepten las experiencias de otras personas.

Personalmente, soy un escéptico, pero creo en la Ley de Atracción. ¿Me estoy contradiciendo?

No. La razón por la que me gusta esta ley es porque crea muchas ideas positivas.

Independientemente de si funciona o no, las personas que creen en esta ley comienzan a creer que les sucederán cosas buenas.

Creer en la ley de atracción les hace esperar cosas buenas y a sentirse bien consigo mismos.



Considere la energía positiva que genera esta creencia.

Los psicólogos han aceptado ampliamente que el pensamiento positivo hace que las personas tengan más energía, lo que les permite desempeñarse mejor en lo que se propongan.

Las personas que hacen cosas esperando un resultado positivo, obtendrán resultados mucho mejores que aquellos que son pesimistas.

Cuando una persona cree en la eficacia de la ley de la atracción y hace las cosas con entusiasmo y expectativa positiva de que sus sueños se van a manifestar, crea un círculo virtuoso que trabaja desde un estado de fe y confianza.



La otra cara de la manifestación es de la ley de atracción, es la decepción y la frustración que pueden derivarse de los fracasos o la demora en obtener resultados positivos.

Pero las personas que realmente creen en la ley de la atracción, generalmente se convencen a sí mismas de que los fracasos son temporales y de que su fe los llevará al éxito en algún momento.



No estoy sugiriendo que el pensamiento racional sea malo.

Nada es más valioso que la capacidad de pensar de manera racional y clara.

Pero, creer en la ley de la atracción, y tener la creencia de que uno puede manifestar sus deseos, también tiene sus ventajas.

¡Compruébelo!

Por Parthasarathy Rengaswami