Un Dólar al día, Un minuto a la vez.

Tomado de: Millonario en Un Minuto de Robert Allen

 

Sin tener en cuenta cuales sean tus actuales circunstancias, estos son los cuatro pasos hacia tu primer millón:

 

  • Acuérdate de que está bien hacerse millonario.

Hay quien cree que la acumulación de riqueza es una meta ruin. Antes de emprender el viaje que te convertirá en millonario ilustrado, revisa tus actitudes para ver si de verdad deseas hacer dinero de tal forma que tus creencias y valores interiores salgan al mismo tiempo reforzados.

 

  • Párate a imaginar que disfrutas de una vida de abundancia.

Todas las grandes fortunas nacen en la imaginación de alguien; imagínate viviendo en el hogar de tus sueños, disfrutando de unas relaciones ideales amigos y seres queridos, aportando al mundo las capacidades y aptitudes que te son propias. Imagina el patrimonio que podrías generar y todo el bien que podría hacer ese patrimonio; créelo y lo veras.

 

  • Gasta menos de lo ganas.

Si ¿pero como? Primero, pagarte a ti mismo: deduce un 10 por ciento de lo que te sobra de tus ingresos y deposítalo en  tu cuenta  de inversión, y vive con lo que te queda. Para evitar endeudarte, convierte todas tus tarjetas de crédito, salvo una, en tarjetas de debito.

 

  • Invierte  el resto.

Invierte el 10 por ciento de lo sobrante en inversiones que rindan al menos un 10 por ciento: un dólar diario invertido al 10 por ciento de interés se  invierte en un millón de dólares en 56 años. Esto equivale a decir que cualquiera puede hacerse millonario invirtiendo solo un dólar al día: 30 dólares al mes. Si quieres acelerar  el proceso, invierte más dinero o ponlo a tipos de interés mas elevados.

 

Puedes hacerte millonario al minuto.

 

  • Solo lleva un minuto decidirlo
  • Solo lleva un minuto imaginarlo
  • Solo lleva un minuto ahorrarlo
  • Solo lleva un minuto invertirlo

 

Un dólar al día, un minuto cada vez: eso se puede hacer perfectamente;  es lento pero seguro.

Ahora hablemos del camino rápido…